Latas-para-productos-quimicos

 

Los envases para productos químicos no son, evidentemente, como otros que se pueden encontrar en el mercado. Deben cumplir con una serie de requisitos que certifiquen que son seguros y pueden contener tales sustancias, que recordemos no son inocuas ni para las personas ni el medio ambiente. Una de las homologaciones más habituales es la ADR/RID, incorporada -por supuesto- en los envases que fabricamos en Auximara.

¿Qué función cumple cualquier envase?

Recordemos que los envases metálicos, así como cualquier otro tipo de packaging, deben fabricarse para contener y proteger los productos que se insertan en el interior del mismo. En el caso de los destinados a contener productos químicos, cumplen con otro papel más que relevante: que el transporte y los movimientos que se realicen con este tipo de productos se hagan siempre en condiciones óptimas de seguridad.

Otras características imprescindibles que buscamos siempre a la hora de fabricar estas soluciones es que sean envases ligeros, muy resistentes y que se trasladen con suma facilidad (también a nivel usuario). No obstante, en Auximara trabajamos con envases para productos químicos que no superan los cinco litros de capacidad.

 

¿Pero qué es el ADR/RID?

El ADR/RID afecta al packaging metálico que contiene sustancias químicas porque están englobados dentro de las normas que rigen el Acuerdo Europeo sobre Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera. Nació en 1968 para regular tanto los envases como las etiquetas de aquello que se considera como una sustancia peligrosa.

Nos interesa porque regula, como decimos, aspectos tan relevantes como el tipo de señal de aviso que tenemos que colocar en nuestro envasado. Por ejemplo, las clases 2 y 3 de este reglamento hablan de gases o materias líquidas inflamables, dos elementos susceptibles de estar presentes en algunas de las soluciones que fabricamos. También establece normas para sustancias tóxicas, corrosivas, etc.

¿Plástico o metal?

Pues todo depende de la finalidad del envase en cuestión. Si bien es cierto que para el ámbito industrial son bastante útiles los tradicionales bidones hechos de polietileno de alta densidad (PEAD), para el envasado y transporte de productos químicos a nivel doméstico no parecen los más adecuados. El packaging, como hemos dicho, tiene que ser fácil de transportar, y si estamos hablando concretamente de envases para productos químicos que no superan en infinidad de ocasiones el litro de contenido, la opción metálica es mucho más eficaz y eficiente. Al usuario le cabe su compra en una bolsa, sabe que se está llevando un producto seguro y de alta resistencia y, por parte del distribuidor, agiliza los procesos logísticos, los movimientos de mercancía y refuerza su posición medioambiental al apostar por un material altamente reciclado y reciclable.

 

¿Estás buscando la mejor solución destinada a tus envases para productos químicos? Entonces en Auximara podemos ayudarte. ¡Solo tienes que preguntarnos y te asesoraremos sin compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Add to cart

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Si navegas en este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Si quieres más información o modificar su configuración, visita nuestra más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar