Latas-para-pescado-en-conserva

Continua el avance imparable de la ciencia en su camino hacia la cura del cáncer. Y es que, tal y como explican en El Confidencial, un reciente estudio ha revelado el efecto del pescado en conserva en el cáncer de colon, el tercero más diagnosticado en la actualidad. Y aunque pueda sorprender, por aquellos falsos mitos acerca de los alimentos en packaging metálico, las noticias para estos últimos son realmente positivas.

Disminución de riesgo de cáncer colorrectal y pescado en conserva

Los datos que publican desde El Confidencial confirman que los investigadores italianos que se han ocupado de este estudio llevaron a cabo un análisis de los datos arrojados por otros dos estudios fechados entre 1992 y 2010. El objeto a estudiar era el propio pescado en conserva y se incluyeron 2.419 enfermos de cáncer colorrectal y a 4.723 personas control. Se crearon tres grupos concretos:

  • Ingesta de menos de una ración a la semana
  • Una o dos raciones semanales
  • Más de dos raciones cada semana

Los resultados fueron reveladores: «los enfermos tomaban menos pescado que los controles (23,8% frente a 28,6%), así como una asociación inversa entre la ingesta y la enfermedad», aseguran. Es decir, pudieron observar que tomar pescado «en lata» se asocia con una disminución del 23% del riesgo de padecer este tipo de cáncer. Siempre en comparación a los que no comen nada de pescado, por supuesto.

 

Atún, caballa, sardinas en lata…

Lo cierto es que, como ya estaba demostrado por otras vías igual de interesantes, el consumo de alimentos enlatados no tiene un impacto negativo en la salud de las personas. De hecho, en el propio estudio se señala que el pescado fresco y el que se comercializa en latas tienen características nutricionales similares. Productos como el atún, la caballa o las sardinas en aceite de oliva son ricos en grasa y, por lo tanto, en ácidos como el omega-3. Sin olvidar, por otro lado, que el aceite de oliva virgen extra tiene propiedades antitumorales.

 

Latas libres de BPA

Ya en el terreno puro del packaging, una de las preocupaciones generalizadas del consumo de pescados en lata son los envases con BPA. Una sustancia que está totalmente regulada, muy bien marcados sus límites y que, a medio plazo, desaparecerá. De hecho, tal y como relatamos en este artículo, ya existen en el mercado actual latas, botes y botellas libres de BPA, y no es complicado encontrar relaciones de empresas que lo han eliminado.

En nuestro caso concreto, todo nuestro packaging metálico para alimentación tiene niveles muy inferiores a los fijados en las estrictas normativas vigentes fijadas por los reguladores del EFSA y de la FDA. Y disponemos también de especificaciones BPA NI para atender cualquier demanda que así lo requiera.

 

¿Tienes alguna duda sobre los mejores envases metálicos para cada tipo de alimento? Consulta con nosotros en ese caso y deja que nos ocupemos del mejor packaging para tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Add to cart

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Si navegas en este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Si quieres más información o modificar su configuración, visita nuestra más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar